Cuota

Hallacas de Liliana, tradición navideña de Venezuela

HALLACAS HERO

hallacas son la deliciosa versión venezolana de los tamales y la comida favorita de todo el año de nuestra cocinera casera venezolana número 1, Liliana Hernández. Ella los hace sin falta cada diciembre, aunque es un trabajo enorme: un trabajo de amor de dos días. "Soy de Venezuela. Llevamos ocho años en los Estados Unidos, por lo que nuestros dos hijos dicen que se sienten bastante estadounidenses. Quiero asegurarme de que sepan que también son venezolanos y que experimenten nuestra tradición de comer esta comida festiva cada Navidad”.

hallacas son similares a los tamales mexicanos en que se envuelven, se cuecen al vapor y se rellenan con un delicioso guiso salado o guiso. Pero sus diferencias son inconfundibles: hallacas venezolanas use harina de maíz precocida para su masa, no la seca y nixtamalizado maíz masa harina Los tamales mexicanos se usan y se envuelven en hojas de plátano o plátano, no maíz cáscaras

Dicho esto, las hallacas son exactamente como los tamales mexicanos en el sentido de que son una comida especial hecha con mucho amor y trabajo a fines de diciembre, con la contribución de todos los miembros de la familia.

“Recuerdo ser una niña en Venezuela y toda mi familia trabajando junta para hacer estas hallacas”, dice Liliana. “Yo era el más joven y mi trabajo especial era lavar las hojas de plátano que íbamos a usar para envolver los tamales”.

La Historia de las Hallacas en Venezuela

Las hallacas son tan tradicionales como la comida en Venezuela. Se remontan a por lo menos 500 años en la historia de la comida del país.

Como informa Emilly Olivares, aficionada a la historia culinaria de Familia Kitchen, en su artículo Historia de la comida de Venezuela—Arepas, Hallacas y Más!: ”No se registra el origen exacto de la hallaca, sin embargo historiadores de la tradición y la comida sugieren que el plato fue creado durante el período de la colonización española por indígenas y africanos esclavizados. En ocasiones festivas, se sabía que recogían las sobras de las cocinas de los españoles adinerados. Usando masa de maíz, que sabemos que era abundante y de fácil acceso, hacían masa, la llenaban con el remanente de comida y envolvían los rellenos resultantes en hojas de plátano”.

Tenemos un dicho en Venezuela: La casa que no sirve hallacas en diciembre es una casa triste.

Liliana Hernández, una de nuestras cocineras caseras venezolanas favoritas (y más felices)

Las hallacas de Venezuela están hechas con “la misma harina de maíz molida y precocida que usamos para hacer nuestras arepas”, dice Liliana. Las hallacas se suelen rellenar con un guiso o guiso elaborado con carne de res, cerdo o pollo. O, en el caso de Liliana, los tres, en el mismo relleno.

”Nuestras hallacas venezolanas son como los tamales mexicanos que encuentras en Oaxaca, envueltos con hojas de plátano. Los venezolanos amamos tanto nuestros carbohidratos que incluso cuando comemos hallacas, todavía agregamos un trozo de pan al lado”.

hallacas hero
Las hallacas se hacen con harina de maíz precocida (la misma que se usa para arepas) y envuelto en hojas de plátano.

Una tradición navideña en Venezuela

Para una venezolana nostálgica como Liliana, que vive en el área de Chicago, la idea de una Navidad sin hallacas es… bueno, no Navidad.

“Las hallacas son muy sentimentales para nosotros. Tenemos un dicho en Venezuela: la casa que no sirve hallacas en diciembre es una casa triste”, dice Liliana. ”Por eso me he dedicado todos los años a que en mi casa se hagan hallacas. Para que mis hijos tengan esta tradición. Se involucran y me ayudan a hacerlos”.

¿Los no venezolanos también deberían tomarse el tiempo para cocinarlos?

"¡Debes hacerlos!" dice Liliana. Porque—y citamos su correo electrónico de tres signos de exclamación a Familia Kitchen:—“¡¡¡Son DELICIOSAS!!!”

Para ver cómo Liliana prepara estas delicias al vapor envueltas en hojas de plátano, paso a paso (sí, hay muchos pasos. ¡Vale la pena!), échale un vistazo. video clase magistral sobre hallacas.

Y luego, reúna a su familia y amigos y cocine en equipo para preparar hallacas para las fiestas. Liliana promete que Venezuela hace la mejor comida rellena de masa del mundo.

Para conocer más recetas auténticas de la familia venezolana de Liliana, pruebe su receta que cambia la vida bizcocho bienmesabeplato principal de asado negro para celebraciones, no puedo parar en uno tequeños rellenos de queso, harina de maíz tostada artesanalmente arepasreina pepiada y carne mechada rellenos de arepa y el favorito de su madre ensalada rusa ensalada de patatas. Todos son 100% deliciosos. Y asegúrese de ver a Liliana en su canal de YouTube. mi show de cocina, ¡donde se está abriendo camino a través de platos venezolanos favoritos como estas hallacas y más!

Una Celebración de Tamales Alrededor del Mundo

¿Tienes curiosidad por los tamales en todo el mundo y los muchos nombres que tienen?

En honor a la temporada festiva este año y todos los años, Familia Kitchen tiene el honor de destacar recetas familiares especiales de maravillas rellenas de masa famosas en todas las culturas latinas. Ya sea que se llamen tamales, pasteles, hallacas, humitas, echa un vistazo a estas queridas recetas familiares:

guatemala de luisnorte tamales;
Pasteles puertorriqueños de yuca, plátano, plátanos verdes y cerdo de Michelle y Pat;
• Tamales beliceños de Doña Paula;
Tamales panameños de pollo y cerdo de Lisa
• Incluso celebramos legendarias mexicano artista padreEl tam de cerdo rojo favorito de ida Kahlocervezas!

Si quieres profundizar, echa un vistazo a nuestro historia de los tamales y elote en mexico y a través de las culturas latinas, y la investigación culinaria de Ángela sobre ¿Por qué tantas familias mexicanas comen tamales cada fiesta de Candelaria el 2 de febrero?!

Vea la Clase Magistral de Liliana en Hallacas Venezolanas—¡Paso a Paso!

Hallacas de Liliana, tradición navideña de Venezuela

4 desde 16 votos
Receta por liliana hernandez Cocina: venezolano
Porciones

50

tiempo de preparación

12

horas 
Hora de cocinar

3

horas 

Ingredientes

  • Materiales para envolver y atar hojas de plátano: lavado y preparación del día 1
  • 15 libras 15 hojas de plátano o plátano (los paquetes suelen pesar 1 libra cada uno)

  • 500 pies 500 hilo de cocina (1 carrete grande)

  • El Guiso o Relleno de Guiso — Día 1
  • 2 1/4 libras 2 1/4 carne de cerdo, picada en trozos pequeños

  • 4 1/2 libras 4 1/2 bistec de falda o flanco, en cubos o cortado en tiras pequeñas

  • 4 1/2 libras 4 1/2 trozos de pollo, con o sin hueso, hervido y desmenuzado (reservar el caldo)

  • 1/2 taza 1/2 aceite vegetal o de oliva

  • 2 cucharada 2 semillas de achiote

  • 1/2 taza 1/2 tocino, crudo, cortado en cubitos

  • 5 onz 5 cebollas, picadas o ralladas

  • 3/4 taza 3/4 ajo machacado

  • 1 2/3 tazas 1 2/3 puerros, cortados en palitos de fósforo

  • 1/4 taza 1/4 cebollín, finamente picado

  • 1/2 taza 1/2 alcaparras diminutas

  • 1 1/2 tazas 1 1/2 panela, papelón o piloncillo (azúcar integral de caña sin refinar)

  • 6 a 8 6 a 8 pimientos rojos, cortados en cubitos

  • 4 4 ají dulce o 1 a 2 chiles habaneros, picados

  • 2 tazas 2 vino tinto, como moscatel o marsala

  • 3 cucharada 3 sal, o al gusto

  • 1 cucharadita 1 pimienta negra, o al gusto

  • 1 taza 1 giardiniera (verduras en escabeche), cortadas en cubitos

  • 1/2 taza 1/2 vinagre blanco

  • 1/2 taza 1/2 salsa inglesa

  • 1/2 taza 1/2 mostaza amarilla

  • 28 onz 28 tomates, enlatados, pelados, cortados en cubitos

  • 1 1/2 cucharada 1 1/2 pimenton

  • 1/2 a 1 taza 1/2 a 1 harina de maíz precocida, dependiendo de la textura del guiso deseado

  • 2 tazas 2 caldo de pollo

  • La Masa — Día 2
  • 6 1/2 libras 6 1/2 harina de maíz precocida

  • 4 a 5 tazas 4 a 5 manteca o manteca

  • 5 cuartos 5 caldo de pollo (reservado: de hervir el pollo el día 1)

  • 4 cucharadita 4 sal

  • 6 cucharada 6 semillas de achiote

  • 6 clavos de olor 6 ajo picado por la mitad

  • 3 libras 3 tocino, picado

  • El aceite de Annatto para cepillar las hojas de hallaca — Día 2
  • 1 taza 1 aceite de achiote (1 taza de aceite vegetal o de oliva + 4 cucharadas de semillas de achiote)

  • Las Guarniciones para el Relleno de Hallaca — Día 2
  • 4 a 5 4 a 5 cebollas, en rodajas finas en ruedas (2 por hallaca)

  • 4 a 5 4 a 5 pimientos rojos, en rodajas finas en juliana (2 a 3 por hallaca)

  • 1 taza 1 alcaparras pequeñas (1/2 cucharadita por hallaca)

  • 2 tazas 2 aceitunas manzanillo (2 por hallaca)

  • 2 tazas 2 pasas (6 por hallaca)

  • 1 taza 1 giardiniera, picada (1/2 cucharadita por hallaca)

  • 2 tazas 2 tocino de pavo ahumado, en trozos pequeños (2 por hallaca)

Direcciones

  • DÍA 1 — Preparar la Carne para el Guiso Guiso
  • Hervir la carne de cerdo durante 10 minutos. Deje enfriar y refrigere para el día 2.
  • Hervir el pollo en agua hasta cubrirlo durante aproximadamente 1 hora o en una olla a presión durante aproximadamente 40 minutos, hasta que esté tierno y se desprenda del hueso, si se usa con hueso. Desgarrar. Deje enfriar y refrigere para el día 2.
  • Corta la falda o el filete de flanco en trozos pequeños y crudos. Guárdelo en su refrigerador para usarlo el día 2.
  • DÍA 1 - Preparar las Verduras para el Guiso o Guiso
  • En una olla grande, agregue el aceite y las semillas de achiote a fuego lento.
  • Una vez que el aceite tome un color rojo anaranjado, retira las semillas y reserva para el día siguiente. No dejes que las semillas se quemen en el aceite. Al aceite de achiote, agregue el tocino crudo picado, revuelva y deje cocinar hasta que se vea cocido y translúcido, pero no crujiente.
  • Agregue las cebollas picadas. Revuelva y deje cocinar de 5 a 6 minutos, hasta que esté transparente. Agregue el ajo y revuelva.
  • Una vez que pueda oler el ajo, agregue los puerros y las cebolletas. Remover.
  • Añadir el ají dulce picado o el habanero—tu eliges. Remover. Agregue el pimiento rojo picado. Remover. Deja que las verduras hiervan a fuego lento unos 6 minutos.
  • Agregue el filete de flanco o falda picado crudo. Revuelva para mezclar bien. Suba el fuego a medio alto, cubra con una tapa y deje que se cocine durante unos 10 a 15 minutos.
  • Retire la tapa, revuelva. Agregue las alcaparras. Agregue el papelón (caña de azúcar sin refinar) para un rico sabor dulce. Se derretirá cuando lo revuelvas en tu estofado.
  • Agregue el vino, la sal y la pimienta. Remueve y deja que reduzca unos minutos.
  • Agregue la giardiniera, el vinagre, la mostaza, la salsa inglesa, el pimentón y los tomates. Tape y deje que se cocine a fuego lento durante 10 minutos.
  • Agregue la carne de cerdo cocida y el pollo desmenuzado del día 1 a su mezcla. Revuelva bien.
  • Hacer una salsa espesante con la harina de maíz. En un tazón pequeño, mezcle 1/2 a 1 taza de harina de maíz precocida y 1 a 2 tazas de líquido de una combinación del guiso que está haciendo y el caldo de pollo (Liliana usa mitad y mitad). Bate la salsa de harina de maíz en tu estofado y revuelve bien.
  • Cubra su guiso y cocine a fuego lento durante los últimos 15 minutos. Cuando tu guiso esté listo, ¡Liliana promete que tendrá un sabor delicioso! Apague el fuego, deje que la mezcla se enfríe y colóquela en su refrigerador, lista para usar cuando construya sus hallacas el día 2.
  • DÍA 1 — Limpiar y Organizar las Hojas de Plátano o Plátano
  • Lava y seca todas las hojas de plátano. Cortar en tres tamaños, si no vienen precortados. Necesitarás uno de cada uno de los tres tamaños para cada una de tus hallacas.
  • corte 50 largo hojas exteriores: Estos son cuadrados grandes de aproximadamente 12 por 12 pulgadas. (O tome 2 hojas más pequeñas y colóquelas en capas para hacer una hoja de tamaño grande). Estas se usarán como la hoja exterior para sostener y proteger la hallaca cuando se cuece al vapor.
  • corte 50 medio hojas: Miden aproximadamente 8 pulgadas de alto y 8 pulgadas de ancho. Estos mantendrán la masa y el delicioso relleno y se envolverán dentro de la hoja más grande durante la cocción al vapor.
  • corte 50 pequeña, tiras delgadas y largas de aproximadamente 2 a 3 pulgadas de ancho y 12 pulgadas de largo. Se llaman fajas o fajitas en Venezuela. (Fajas significa faja, ¡muy apropiado!) Las usará para atar cada hallaca antes de cocerlas al vapor.
  • Cuando todas las hojas de banano o plátano estén lavadas, secadas, cortadas y listas, guárdelas en el refrigerador durante la noche para usarlas el Día 2, cuando rellene y envuelva las hallacas.
  • DIA 2 - Prepare el aceite de achiote, ajo y tocino para la masa
  • En una olla grande, derrita la manteca o la manteca en una sartén. Caliente a fuego lento. Agregue las semillas de achiote, revolviendo constantemente a fuego lento durante 1 o 2 minutos. Cocine a fuego lento durante unos minutos. Remover. Cuando el aceite adquiera un color óxido, estará listo. (Vigílelo para que no queme las semillas o su aceite adquiera un sabor amargo). Retire las semillas de annatto y reserve para reutilizarlas el día 2.
  • Agregue el ajo, revolviendo constantemente, durante 1 o 2 minutos. Cuando comience a oler el ajo, agregue los trozos de tocino crudo. (Puede omitir agregar tocino, si está usando manteca de cerdo sabrosa). Deje que el tocino se cocine a fuego lento, revolviendo regularmente, hasta que comience a ponerse translúcido y rosado. Apague el fuego y deje enfriar.
  • DÍA 2 — Haz tu Masa
  • Reúna sus ingredientes: manteca o manteca de cerdo, harina de maíz precocida, caldo de pollo, tocino cocido, ajo entero, sal, pimienta.
  • Siempre comience a hacer masa con los líquidos, dice Liliana. Vierta el caldo (reservado desde el día 1, cuando hierve las aves) en su tazón más grande.
  • Agregue la mezcla de tocino, ajo y aceite de achiote al caldo. Remover. Agrega la sal y la harina de maíz precocida. Mézclalos bien.
  • Incorpore el tocino cocido a la masa, incorporándolo a la masa con las manos hasta que esté completamente incorporado. Esto le dará a tu masa un sabor rico y delicioso, dice Liliana.
  • Deje el tazón de masa a un lado, cubierto con una toalla de cocina húmeda o una envoltura de plástico, durante al menos 10 minutos.
  • DÍA 2 — Haz tu aceite de Annatto para cepillar las hojas de plátano
  • Mezcla 1 taza de aceite vegetal o de oliva con las semillas de achiote que usaste el día anterior. Déjalos reposar en un tazón pequeño o en un frasco de vidrio durante 5 minutos. Cuando esté listo, deseche las semillas.
  • DÍA 2 — Hora de Construir Tus Hallacas
  • Prepare su espacio de trabajo de construcción de hallaca. Coloque una serie de 9 tazones o tazas, cada uno dedicado a uno de los ingredientes que usará para construir cada hallaca individual. Estos son: a) la masa, b) relleno de guiso de res, cerdo y pollo, c) rodajas finas de cebolla, d) rodajas finas de pimiento rojo, e) aceitunas, f) pasas, g) alcaparras, h) tiras de tocino de pavo ahumado, y i) el aceite de annatto que acabas de hacer.
  • Para hacer cada hallaca, coloque una medio hoja de plátano en su superficie de trabajo plana. Identifique el lado verde más brillante que tiene las venas de las hojas más prominentes. Este es el interior de su “plato” de plátano. Cepille con aproximadamente ½ cucharadita de aceite de achiote.
  • Agregue aproximadamente 3 cucharadas de masa (Liliana usa una cuchara para helado) en el centro de la hoja. Cepille la parte superior de la masa con una pequeña cantidad de aceite de achiote. Presione la masa en un círculo plano y delgado de aproximadamente 5 pulgadas de ancho, con su elección de uno de los siguientes, envuelto en plástico: una sartén, un plato, una tabla para cortar o una prensa grande para tortillas.
  • poner un medio hoja con la masa encima de una largo lámina. Identifica en qué dirección discurren las venas en el largo lámina. Posa el medio hoja en la parte superior de modo que sus venas corran perpendiculares a la largo el patrón de uno. (Esto hará que tus hallacas envueltas en hojas dobles sean más fuertes cuando las cocines al vapor).
  • Agregue aproximadamente 1/2 taza de guiso o relleno de estofado encima del círculo de masa en el medio lámina. Alise el relleno con el dorso de la cuchara para que quede plano, ¡listo para las guarniciones!
  • DÍA 2 — Decora tu relleno de masa
  • Coloque las siguientes guarniciones, en este orden, sobre el guiso de masa y guiso: 2 aros de cebolla, 2 a 3 tiras finas de pimiento rojo, 2 aceitunas, ½ cucharadita de alcaparras, 6 pasas, ½ cucharadita de giardiniera y, por último, el 2 a 3 tiras pequeñas de tocino de pavo.
  • DÍA 2 — Dobla tus hallacas
  • Recoge los dos bordes superiores de tu largo hoja de plátano, que se encuentra debajo de la medio hoja de banana.
  • Doblar la largo hoja con cuidado por la mitad (como si estuviera cerrando un libro precioso con las dos manos), de modo que las partes superiores de las mitades del círculo de masa se junten borde con borde y las partes superiores de los largo los bordes de las hojas de plátano también coinciden.
  • Dobla los bordes superiores del ahora unido largo hoja de plátano (hasta donde siente que comienza el montículo de masa), aproximadamente 2 pulgadas hacia abajo. Luego, dóblelos hacia abajo nuevamente, otras 2 pulgadas. Obtendrá un paquete largo y delgado de hojas de masa con forma de sobre.
  • Ahora dobla los otros dos lados. toma el largo los bordes anchos desplegados de la hoja y dóblelos por la mitad.
  • Hora de poner el pequeña trozo de hoja de plátano —la fajita— sobre la hallaca. Tome la fajita de tiras de plátano delgadas y largas y envuélvala alrededor del paquete envuelto en hojas de plátano, horizontalmente, como si estuviera envolviendo una venda. Tendrás un paquete rectangular ordenado.
  • DÍA 2 — Ate su hallaca con cordel de cocina
  • Corte un trozo de cordel para cocinar de 4 a 5 pies de largo. Envuélvalo alrededor del extremo superior, entrecruzando la cuerda alrededor del ancho de la hallaca: una, dos, tres veces en el primer lado, cada una separada por una pulgada.
  • Repita tres veces en el segundo lado, cada una separada por una pulgada. Ate el extremo de las cuerdas en un nudo apretado. Pase el hilo de la cuerda al revés: alrededor de la parte superior e inferior dos veces. Haz un nudo doble, corta y listo.
  • Repita 50 veces más, o la cantidad de hallacas que esté haciendo, ¡y listo!
  • DÍA 2 — Hierva sus hallacas
  • Coloque con cuidado las hallacas, encajando perfectamente, pero sin apretar demasiado, o no se cocinarán bien. Agregar agua hasta cubrir. Espolvorea 1 o 2 cucharaditas de sal en el agua. Coloque una o dos hojas de plátano en la parte superior de la olla. Deje hervir, baje el fuego, cubra con la tapa y cocine a fuego lento durante 1 hora.

    O, si lo desea, aunque esto no es tradicional en Venezuela, puede cocinar sus hallacas al vapor, como aprendió a hacer Liliana cuando ella y su familia vivieron en México durante muchos años. Si elige cocinar al vapor: Llene una olla de vapor profunda y grande (lo que en México llaman tamalera, dice Liliana) con aproximadamente 1 a 2 tazas de agua en el fondo, de modo que tenga al menos 1 a 2 pulgadas de alto. Agrega de 1 a 2 cucharaditas de sal al agua.
  • Coloque un colador de metal, una vaporera pequeña o un molde para pastel de hojalata perforado con agujeros (para que suba el vapor) dentro de la olla. Encima de ella, alinea tus hallacas, en filas.
  • Llevar a ebullición e inmediatamente bajar el fuego a fuego lento.
  • Ya sea que hierva o cocine al vapor, cubra con la tapa y deje que la olla hierva suavemente durante una hora. Revisa de vez en cuando para ver si es necesario reponer el agua. Pasada 1 hora, retira las hallacas de la olla. Colóquelas en una charola o en una fuente grande donde puedan escurrirse y reposar durante 1 hora, todavía envueltas y atadas, antes de servirlas ese día, o mejor aún, el día 3. (Es decir, comience a hacer sus hallacas 2 días antes, dic. 22 para servir el 24 de diciembre).
  • Todo el mundo quiere comerlos de inmediato, dice Liliana, pero vale la pena la espera, al menos una hora y mejor aún, toda la noche para servir al día siguiente. La textura de la masa se vuelve más firme y el relleno se asienta en su profundidad de sabores. “Es mejor comerlos después de que hayan reposado al menos 1 hora, aunque al día siguiente estarán en su mejor momento, recalentados, porque la textura de la masa está completamente hecha”, dice Liliana.
  • Para recalentar hallacas frías que han sido refrigeradas, llene una olla con suficiente agua para cubrir la cantidad de hallacas que desea calentar. Llevar el agua a ebullición. Agrega las hallacas. Cubrir con la tapa. Baje el fuego y cocine a fuego lento, con la tapa puesta, durante 20 minutos.
  •  ¡Sirve Tus Hallacas! (PD felices fiestas)
  • Cuando está listo para servir, el cocinero primero corta y quita el hilo de las hallacas, llamado pabilo en Venezuela, revelando la delicia de la masa rellena en su interior.
  • Sirva a los invitados en un plato bonito con una pequeña hoja decorativa debajo o sin ninguna hoja. ¡Buen provecho y feliz navidad!
  • Las hallacas frescas se mantendrán en el refrigerador durante unos 5 días. También se congelan maravillosamente y durarán de 6 a 8 meses. Liliana recomienda siempre cocinar las hallacas antes de congelarlas

notas

  • Para la parte de ave del guiso, Liliana prefiere hervir una gallina, un pollo maduro con la edad suficiente para poner huevos, para una mayor profundidad de sabor.
  • Esta receta utiliza un tipo de azúcar de caña integral sin refinar que tiene muchos nombres en la cocina latina. Estos incluyen: papelón, piloncillo, panela o raspadura. Por lo general, viene en forma de cono.
  • Si prepara aceite de achiote extra (y le recomendamos que lo haga, ya que se usa en tantos platos latinos), guarde el extra en un frasco de vidrio en su refrigerador, donde durará muchos meses.
  • Puede encontrar hojas de banano o plátano en la sección congelada de las tiendas de comestibles latinas o asiáticas.
  • Si usa manteca de cerdo en lugar de manteca para la masa, puede omitir el paso de agregar tocino, dice Liliana. La manteca no tiene sabor, por eso Liliana mezcla el tocino.
  • ¡Una nota de cocina muy importante! Los venezolanos hacen hallacas mientras escuchan su música navideña favorita, así que suba el volumen en su cocina. Liliana también recomienda bailar mientras se cocina. Esta es una de las listas de reproducción favoritas de Liliana de Gaitas navideñas venezolanas por tu alegría de hallaca.
  • Cuantas más manos tengas, más rápido se hace la hallaca. Liliana recomienda invitar a muchos amigos y familiares a una fiesta de preparación de hallacas (¡mientras se escucha tu música festiva favorita, por supuesto! Consulta la nota anterior sobre música).
hallacas ingredients
Reúna sus ingredientes, suba el volumen de las canciones navideñas y organice una fiesta para preparar hallacas, recomienda Liliana.
Repeat three times on the second side, each an inch apart. Tie the end of the strings into a tight knot. Run the strand the other way: around the top and bottom twice. Tie a double knot, cut, and you are done.
Esta hallaca está lista para abrir y servir para las fiestas. Feliz navidad a todos.

Got a question or suggestion?

Please rate this recipe and leave any tips, substitutions, or questions you have!

Comparte tus pensamientos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suggestions and questions from our readers

  1. ¡Gran receta!
    Lo probamos el año pasado y las hallacas resultaron simplemente increíbles. Estamos planeando hacerlos nuevamente este año y haremos de esta receta nuestra nueva tradición familiar.
    ¡Gracias Liliana!